Lunes, 10 de Junio de 2013 11:14

Reviven programa de maíz amarillo

 Ignacio Sánchez, un agricultor de Ixtlahuacán del Río, prevé reconvertir parte de sus cultivos de maíz blanco por maíz amarillo en el próximo temporal.
Aunque no está plenamente convencido, participará con un décima parte de sus tierras en el programa de reconversión que promueve el Gobierno de Jalisco.
"Le voy a calar aunque sea con unas 2 hectáreas; si me da un buen resultado, ¿por qué no cambiar?", dijo este productor que siembra 20 hectáreas todos los años.

(Fuente: Reforma, Negocios, 10/06/2013)


Hace 11 años, los productores de maíz, con apoyo del Gobierno del Estado y la Secretaría de Agricultura (Sagarpa), firmaron un convenio con industrias que consumen maíz amarillo para que sustituyeran parte de sus importaciones de este grano por compras contratadas con productores locales.
Los maiceros, que tradicionalmente sembraban maíz blanco, se comprometieron a reconvertir 40 mil hectáreas para producir más de 240 mil toneladas de maíz amarillo, las cuales serían compradas en su totalidad por la industria almidonera.
Sin embargo, con el paso de los años el programa fracasó. La producción de maíz amarillo bajó. Por ejemplo, en el 2012 se destinaron menos de 20 mil hectáreas a su siembra y apenas se lograron ofertar 180 mil toneladas.
De acuerdo con productores, esto se debe a que ha habido años en los que el maíz blanco tuvo un precio más alto que el amarillo, a que faltó seguimiento al programa por parte del Gobierno del Estado, y a la pérdida de interés por parte de los agricultores.
Pero la Administración de Aristóteles Sandoval está retomando este programa y nuevamente apoyará la reconversión de cultivos de maíz blanco por amarillo.
El objetivo es que se siembren más de 50 mil hectáreas y se puedan ofertar hasta 450 mil toneladas que se pagarían a 4 mil 600 pesos cada una; mientras que el maíz blanco se cotiza en 4 mil 500 pesos.
El maíz blanco se utiliza principalmente en la elaboración de tortillas, harinas y otros alimentos, mientras que el amarillo se usa sobre todo para la alimentación del ganado y la producción de almidones.
En México se consumen anualmente alrededor de 12 millones de toneladas de maíz amarillo, pero en el País sólo se producen 2.5 millones de toneladas, por lo que el resto se importa de Estados Unidos. Debido a esto, su precio en México tiene variaciones en función de la producción y precio en EU.Las entidades que más producen maíz amarillo son Chihuahua, Tamaulipas, Estado de México y Jalisco.
El titular de la Secretaría de Desarollo Rural (Seder) del Gobierno de Jalisco, Héctor Padilla Gutiérrez, reconoció que en el pasado el programa no tuvo el éxito esperado.
"Se fue deteriorando porque se desarticularon los mecanismos de apoyo institucional, el Gobierno le fue perdiendo interés y los apoyos que deberían de llegar iniciando el ciclo llegaban cuando el ciclo ya había terminado y ahorita lo que estamos recuperando es la esencia de la agricultura por contrato con muchas bondades y arrancándola antes de que inicie el ciclo", explicó el funcionario.
Ante la baja oferta de maíz amarillo de los productores de Jalisco, agricultores de otros Estados como Chihuahua abastecieron a la industria local.
"El Gobierno del Estado aventó la toalla en relación con el campo, lo abandonó y otros Estados fueron cubriendo los espacios que de forma natural deben tener los productores de Jalisco", señaló Padilla Gutiérrez.
Por este motivo, agregó, el Gobierno del Estado retomó el programa y se hicieron ajustes para que pueda tener el éxito esperado.
"Además del precio negociado con Aserca, ahora por primera ocasión en muchos años las coberturas están aseguradas. En este momento se está subsidiando con 200 pesos por parte del Gobierno del Estado la prima del seguro y se va a incorporar una parte de la semilla mejorada de tecnología nacional no transgénica para ir recuperando la genética del maíz", afirmó.
Adicionalmente, en esta ocasión los productores recibirán acompañamiento técnico.
Con todo, Ignacio Sánchez espera tener éxito con su prueba de producción de maíz amarillo.
"No le hemos calado, a lo mejor nos va bien, porque el año pasado nos pagaron muy bajo el precio del maíz blanco", concluyó.
BUSCAN REPLICARLO EN OTROS ESTADOS
Las empresas industrializadoras de maíz consideran que este año sí tendrá éxito el programa de reconversión de maíz amarillo en Jalisco, e incluso buscarán replicarlo en otros Estados.
"Para mí los dos factores más importantes es que la gente que ahora está en la Seder es gente que ya había participado con nosotros y conocen de la forma de cómo opera el programa, y en el Gobierno federal hay una conciencia de que hay que apostarle al campo", afirmó Felipe Torres Díaz, presidente de la Industria de Derivados Alimenticios y Químicos del Maíz (Idaquim).
Reconoció que al anterior programa de reconversión no cumplió con las metas que se tenían señaladas.
"Se establecieron metas desde mi punto de vista muy ambiciosas y al ir quitándole apoyo o disminuyendo los apoyos que se tenían disponibles para este programa evidentemente no creció como se esperaba originalmente", admitió el presidente de Idaquim, una asociación que aglutina empresas de la industria textil, cosmética, alimentaria y papelera, entre otras, que usan el maíz amarillo como insumo.
"El Estado con mayor crecimiento (en maíz amarillo) había sido Chihuahua, junto con Tamaulipas, pero ahora con el apoyo de la Seder y el apoyo del Gobierno (en Jalisco) vamos a retomar ese lugar de liderazgo que teníamos", afirmó.
En México se consumen anualmente alrededor de 12 millones de toneladas de maíz amarillo, pero en el País sólo se producen 2.5 millones de toneladas, por lo que el resto se importa de Estados Unidos.
En Jalisco, la Idaquim se comprometió a comprar 450 mil toneladas este año mediante el esquema de agricultura por contrato, a 4 mil 600 pesos por tonelada.
Torres Díaz agregó que prevén replicar este esquema en otros Estados, como Chihuahua, Sinaloa y Tamaulipas, al ponderar que se beneficia al campo y los productores nacionales y se abate la dependencia de las importaciones.