Plataforma de Pagos




2020 fue un sumamente complejo para la operación de la Plataforma de Pagos. El entorno de desempleo, la pandemia, la restricción a la circulación de las personas, la ausencia de recursos humanos tanto en emisores de recibos como en cadenas originó una desaceleración en las tasas de crecimiento que veníamos experimentando y que se habían proyectado para el cierre del ejercicio.

No obstante, lo anterior, nos dimos a la tarea de buscar nuevas oportunidades no solo en la generación de nuevas fuentes de ingreso, sino que en lograr una operación más ágil y siempre buscando un menor costo operativo.

Logramos penetrar en el mercado de CoDi, Remesas, firmamos un convenio con CONCANACO para la atención de pequeños comercios e incorporarlos al mundo del ecommerce para la atención de sus mercados locales y firmamos un contrato para la incorporación de distintos wallets como medios de pago en los puntos de venta de las cadenas comerciales. Todo lo anterior, nos permitirá alcanzar los niveles de rentabilidad originalmente planteados.

Desde el punto de vista comercial, seguimos incorporando nuevas cadenas y emisores, lo que genera alto valor al servicio ofrecido a los usuarios de los proveedores de servicios, así como a los clientes de las tiendas comerciales. La capacidad de operar servicios en línea es altamente apreciada por todos los integrantes de nuestra cadena de valor.

El pago de contribuciones y derechos de distintos gobiernos estatales y municipales sigue siendo una importante área de interés para nuestra estrategia de negocio. Continuaremos incorporando más emisores para ponerlos a disposición de los puntos de venta físicos así como de aplicaciones móviles y páginas web.